8 ene. 2010

Llegarán


Llegarán los días claros y las lunas grises,
los sonetos aterciopelados nacidos de dolientes manos.
Manos que abrirán camino al andar,
que andarán por senderos en vilo,
buscando dejar atrás las ilusiones rotas
y las esperanzas marchitas.
Reverdecientes sombreros de paja
que rechazarán la rendición
y la condena de sus días.
Valiente llama que luchará
por el crepitar de unas horas.
Disidente del destino.
Gazapo del delirio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario